algoritmo de Instagram

El problema no está en el algoritmo de Instagram, sino en tu repercusión

No, el algoritmo de Instagram no es un poderoso ente que conspira contra tus publicaciones y notoriedad en dicha red social. No se trata de ningún robot ni de una fórmula matemática. Muchos son los usuarios que se preguntan qué secretos hay detrás de que los seguidores aumenten o sus publicaciones tengan mayor o menor éxito. Algunos achacan estos éxitos o fracasos al objeto del artículo de hoy. Las respuestas son más sencillas de lo que parece, pero conllevan trabajo.

 

Generar interés

Ese es el gran quid de la cuestión de toda esta historia. Si generas interés en tu propio público, empezarás a generar interés al algoritmo de Instagram. ¿En qué se basa la plataforma para dictaminar esto? En las reacciones a tus publicaciones. Ojo, esto no solamente implica los likes. En realidad, lo que refuerza mucho más el engagement son los comentarios y el feedback que muestres al respecto de ellos. También lo son, en gran parte, los repost o el número de veces que compartan tus publicaciones otros usuarios en sus stories. En definitiva, publicar contenido valioso para el planeta Instagram. De este modo, atendiendo al número de likes, se considera interesante tener una media de likes que sea igual o mayor al 10% del total de followers de tu perfil. De este modo, tus fotografías y vídeos comenzarán a mostrarse en la sección “explorar” y tu contenido se disparará en términos de alcance.

Otros consejos

Aparte de lo anteriormente mencionado, hay que saber que el algoritmo de Instagram premia otro tipo de cosas. Por ejemplo, la calidad en la resolución de las fotografías, el uso de hashtags distintos (pero relacionado con el tema del que hables) o el número de palabras que utilicen tus seguidores a la hora de comentar tus publicaciones.

 

Por todo ello, favorecer que el algoritmo de Instagram valore tu cuenta cuesta trabajo. En ocasiones también no solo depende de ti, sino también del comportamiento de tu público. Por ello, es muy importante que siempre intentes provocar una respuesta o reacción por parte de quienes te siguen.