¿Es correcto usar los clics como medidores de calidad de la web? Te explicamos qué ocurre.

¿Son realmente los clics los que dan valor a los resultados de SEO y la publicidad? El clic siempre se ha tomado como herramienta para medir si el trabajo se realiza de manera correcta, pero la realidad es que no es lo que más importa. En Best Marketing analizamos las razones.

Aunque es cierto que el clic puede ser usado como un medidor para saber si un anuncio está funcionando, el éxito de una campaña no se reduce a pinchar en el anuncio. Un importante dato es el tiempo de permanencia en la web, por ejemplo. Seamos realistas ¿de qué sirve un clic en el anuncio si hay un rebote a los pocos segundos? Este es otro de los puntos a tener en cuenta, el porcentaje de rebote de la página de destino. Si atraemos tráfico a la web, pero huyen despavoridos, tenemos un problema con el contenido, la calidad de la página o nos estamos dirigiendo al público equivocado. Este hecho perjudica incluso en las posiciones de los buscadores, haciendo que retrocedamos.

Las visitas únicas y recurrentes también nos dan una idea de la calidad del contenido. Establecer un periodo de análisis en el que estudiar cuántos nuevos visitantes tenemos y cuántos vuelven a la web es, sin duda, una información que nos permitirá conocer la evolución de la audiencia y el interés por nuestros contenidos.

El número de páginas vistas es otro indicador sobre si nuestra estrategia está funcionando en la web. Si conseguimos atraer tráfico no sólo a la página de destino elegida, sino que navega por nuestra web, estamos generando interés y ampliando el tiempo de visita.

Así que, teniendo en cuenta todos estos datos y sus interpretaciones, repetimos la pregunta con la que iniciábamos este artículo ¿son realmente los clics los que dan valor a los resultados? Claramente, el clic es un elemento dentro de las mediciones, pero no da una información real sobre la calidad de nuestra web y contenidos de la misma. ¿Y tú, qué opinas?