4 errores clave en la estrategia online de PYMES y emprendedores

En esta época de crisis laboral y económica está muy de moda hablar de las PYMES y los emprendedores. Algunos dicen que hay una burbuja emprendedora, otros afirman que son las PYMES las únicas capaces de sacarnos definitivamente de la crisis. Opiniones más y menos, lo que sí es cierto es que las PYMES enfrentan importantes retos en el día a día para poder alcanzar sus objetivos.

Por ello, a la hora de emprender es muy importante evitar algunos fallos ingenuos. En nuestra experiencia con empresas de este tipo, nos ha resultado curioso que muchas tienden a cometer los mismos errores. Con ánimo de apoyaros en vuestro tortuoso camino hacia el éxito, os traemos 4 errores clave en la estrategia online de las PYMES que debéis evitar.

1er Error: Prioridades indefinidas o poco definidas

Lo entendemos perfectamente: quieres vender tu producto en todos los rincones del Mundo, que tu web se parezca a un palacio barroco, que tu App Móvil esté disponible en Android, IOS, Windows Phone y todas las plataformas existentes y, ya que estamos, que tu spot promocional esté protagonizado por Cristiano Ronaldo. Todo esto está muy bien, pero lo cierto es que cada una de estas cosas significa una inversión muy importante de dinero y tiempo, y ninguna de ellas te asegura el éxito en Internet.

Con un presupuesto generalmente reducido debes aprender a definir tus prioridades. La estrategia online de una PYME debe estar enfocada a tu propia realidad. Sería mejor empezar con un enfoque local y diseñar paulatinamente una estrategia de expansión mundial antes que lanzarte a mercados desconocidos; sería mejor un diseño menos fastuoso pero adaptado a las buenas prácticas del SEO antes que un diseño demasiado cargado; sería mejor trabajar con una web responsive desde el inicio antes que lanzarte al mundo de las Apps y sería mucho mejor empezar con campañas de AdWords y dejar el fichaje de Cristiano para dentro de unos años. Si nos enfocamos en hacer bien las pequeñas cosas, tendremos más posibilidades de éxito y con este llegará inevitablemente el crecimiento y la escalabilidad.

2do Error: Planificación de acciones deficiente o inexistente

Esto ya nos ha pasado varias veces. El cliente coge el teléfono una semana antes de una determinada fiesta y nos dice que quiere hacer una campaña especial para esta fecha. Lo cierto es que si faltando una semana para ese día especial aún no está publicada tu campaña ya vas demasiado tarde, tus usuarios ya habrán sido bombardeados con numerosos anuncios sobre el citado día y tu marca no será tomada en cuenta.

El diseño de una campaña, o de cualquier acción de marketing, debe estar planificado con mucha antelación, de esta manera nunca nos pillará el tren. Lo primero es definir los equipos, quién se encargará de qué. Luego, definir el presupuesto para cada campaña o acción. Y por último, diseñar las acciones específicas y las fechas de ejecución con el mayor de los detalles.

Si planificamos con antelación todas las campañas del año, o al menos realizamos una planificación trimestral, estaremos siendo más eficientes en la utilización de nuestros recursos y evitaremos prisas innecesarias.

3er error: Mentalidad mezquina o ventajista

“La web me la ha hace mi cuñado que me sale gratis, de las redes sociales que se encargue mi hijo que está muy aburrido en casa y el amiguete suyo, ese que tiene la cámara esta tan chula, que nos grabe un vídeo corporativo”. Esta mentalidad puede resultar muy dañina, a menos que las personas involucradas cumplan con 3 condiciones: en primer lugar, que realmente sean expertos en las tareas que les asignes, en segundo lugar, que estén muy comprometidos con tu proyecto y en tercer lugar, que les pagues lo que vale su trabajo o en el mejor de los casos un precio especial por ser familiar o amigo. De no cumplirse estas tres condiciones el resultado final del proyecto será un fracaso rotundo e incluso una posible pelea familiar con tu cuñado.

Afrontémoslo, a nadie le gusta trabajar sin cobrar, y si no pagas por un trabajo tampoco podrás exigir que se haga bien. Si quieres tener éxito en Internet, tienes que saber que las cosas no son gratis. Si no tienes capacidad de crear tú mismo tu web, paga a un diseñador web experto para que la haga o contrata a una agencia que te guíe en todo el proceso; si no puedes encargarte de la gestión diaria, contrata a alguien que pueda hacerlo o págale una formación a alguien que ya tengas en plantilla para que se encargue.

Un negocio online, como cualquier negocio, es una apuesta. Puedes tener potencial para ganar mucho dinero pero si no estás dispuesto a invertir no llegarás a ninguna parte. Dedicar recursos inteligentemente y definiendo bien las prioridades de tu negocio (volver al 1er error) es la mejor estrategia online para las PYMES.

4to error: Estrategia cortoplacista

Mucha gente tiene el concepto erróneo de que Internet es una especie de panacea mundial que resuelve todos los problemas de la humanidad de manera fácil, gratuita (o muy barata) y sobre todo rápida. Este mantra no es del todo cierto, sobre todo cuando entramos en el terreno de los negocios online.

Que Internet es una fábrica de millonarios instantáneos es un mito. Simplemente piensa en lo siguiente: si el éxito en Internet fuera fácil, gratuito y rápido, y todos pudiéramos pasar a ser millonarios en un santiamén, posiblemente no habría tanta gente en el paro y ya hubiésemos salido completamente de la crisis.

Lograr un buen desempeño en Internet no es imposible, pero si de entrada vamos con la mentalidad de ganar mucho dinero en poco tiempo y sin hacer el mínimo esfuerzo, probablemente nos estrellaremos. Muchos emprendedores o PYMES se ven abrumados y terminan por tirar la toalla antes de tiempo, en la mayoría de los casos por mala planificación o por desconocimiento del entorno online. La preparación tiene que ser para una maratón y no para una carrera de velocidad, debemos pensar más en los beneficios futuros y no en el corto plazo.

Ya lo sabes, a la hora de emprender en un negocio online: definir tus prioridades, planificar tus acciones, invertir inteligentemente y crear una estrategia a largo plazo son 4 puntos a tener en cuenta para alcanzar el éxito. Comparte si te ha gustado el artículo y no olvides dejarnos tu comentario y seguirnos en las redes sociales.