marketing digital

¿Por fin hemos comprendido la necesidad del marketing digital?

El presente año que está a punto de finalizar lo recordaremos por la desgraciada pandemia y sus consecuencias sanitarias y económicas. No cabe duda de que ha cambiado la vida de mucha gente. En la mayoría de casos, para mal. Sin embargo, existen lecciones que esta crisis ha puesto de manifiesto y que parece que por fin la clase empresarial española ha comprendido: El marketing digital y rentabilizar los negocios a través de internet es algo totalmente básico en nuestros tiempos.

Aprendizaje forzoso

El confinamiento, el cierre de comercios y servicios en el mes de Marzo, hizo que multitud de empresarios tuvieran que optar por vías de conversión que jamás imaginaban. Hablamos de la venta en internet. Previamente a este acontecimiento, menos del 10% de las PYMES de nuestro país ofrecían sus servicios o productos en este medio. Pues bien, a marchas forzadas y aún sin conocer los procedimientos y estrategias necesarias para ser rentable a nivel online, el pequeño empresario por fin sabe lo importante que es desarrollar tu marca con ayuda del marketing digital.

En este camino, las agencias hemos tenido que acortar plazos, priorizar objetivos y ser aún más creativos. Pero también hemos tenido que explicar al cliente que, en internet, antes de la compra el cliente debe conocerte, valorarte y considerarte. Con respecto a este tema queda mucho por hacer. Cada canal online tiene sus fortalezas y debilidades. El siguiente paso será hacer ver a este tejido empresarial puramente tradicional que anunciarse en redes sociales no sirve para los mismos procesos de adquisición que en Google. Que el mantenimiento, diseño y posicionamiento web es vital para nuestro punto de partida. Y, por supuesto, que según qué estrategias y planes de acción deben tener sus plazos y que funcionan como una cadena repleta de eslabones.

Por ello, el próximo año será vibrante en cuanto al marketing digital se refiere. En este país urge la necesidad de digitalizarse para ser competitivos. Y cuanto antes lo entiendan nuestros queridos emprendedores, más pronto conocerán que en internet podrán conseguir poner a su marca allá donde se lo propongan. No obstante, toda ambición conlleva trabajo. ¡Empecemos!