remarketing

¿Qué es el remarketing y para qué se utiliza en las campañas online?

Seguramente habréis escuchado este término en alguna conversación o lo habréis podido ver en internet. El remarketing es una de las estrategias más populares en la actualidad según el medio online de publicidad. Ya sea a través de redes sociales o en Google Adwords, este modo de promocionarse resulta especialmente productivo para aquellos clientes potenciales que ya conocen tu marca, han visitado tu página web o están familiarizados de algún modo con tu producto o servicio.

 

El píxel, elemento clave

Si nos ceñimos a Facebook Ads, las campañas diseñadas para hacer remarketing dependen de la información que el píxel de Facebook nos proporciona. Dicho píxel es un código que insertas en la landing page de servicio o en la página de producto con el fin de rastrear los datos de tráfico y su comportamiento dentro de las mismas. Dicho de otro modo, este código recopila información de todos los movimientos que los usuarios han hecho en una página determinada y estratégica de tu web. A partir de ahí, mediante la configuración de eventos y conversiones personalizadas dentro de la plataforma de Facebook Ads, podrás determinar tu audiencia en función de las personas que hayan visitado tu landing page y hayan realizado determinadas acciones como, por ejemplo, hacer click en botones informativos pero no haber rellenado el formulario para convertirse en un lead.

Determina a quién quieres impactar

Mediante las herramientas previamente mencionadas podrás confeccionar audiencias las cuales hayan estado presentes en tu página de producto o servicio y no hayan llegado a convertir. El remarketing, está pensado para refrescar la memoria del cliente en base a tu marca y posibilitar un nuevo encuentro. Una nueva oportunidad para realizar conversiones que, en un primer momento, ya sea por indecisión o por no querer dar el paso prematuramente no se llevaron a cabo.

 

Por ello, el remarketing es un arma más que el marketing digital otorga a los anunciantes. Un anuncio sobre tus  productos a clientes que ya han interaccionado con él pero no lo han adquirido. Una fantástica oportunidad con probabilidades de conversión puesto que, en publicidad, anunciar un producto, servicio o marca que el cliente ya conoce refuerza y renueva la atracción que tiempo atrás el usuario sintió por tu promoción.