¿Sabes qué es el Bad Data? La información de calidad es imprescindible para tu empresa

Son muchas las empresas que siguen la tendencia del Big Data, dedicando parte de sus esfuerzos a conseguir más cantidad de datos y de mejor calidad que les ayuden a tomar ciertas decisiones, pero lo que quizá no sepan es que, en el otro lado está el Bad Data. Aunque no sepas qué es, esto puede costarle demasiado.

¿Qué es el Bad Data?

Son datos erróneos o imprecisos que causan dificultades y problemas en la toma de decisiones de la empresa, logística, comunicación, etc. El coste anual del Bad Data en Estados Unidos asciende hasta los 2,1 billones de dólares, sí, has leído bien, billones, con b. Esto supone una media del 30% de los ingresos de las compañías. Es por ello que la gestión de la información debe estar entre las prioridades y saber capitalizar la producción de datos que sus empresas crean.

La ausencia de datos, que éstos sean incorrectos o incompletos son las causas más comunes por las que se produce el Bad Data, ya que en los dos últimos casos se genera una serie de métricas que llevan a informes erróneos.

¿Cómo puede impactar en la empresa?

Lo primero que debes tener en cuenta es la pérdida de dinero que puede suponer y del valor tan fuerte que la información de calidad otorga a la compañía. Para ello, se recomienda adquirir las competencias necesarias para evaluar la información que ofrecemos y también la que recibimos. Esta es el único camino para disponer de datos de calidad con los que podremos tener conclusiones fiables  para saber si nuestras decisiones tendrán un impacto positivo.

¿Cuál puede ser la solución?

Hay una técnica conocida como Marketing Intelligece que consiste en el estudio de varias fuentes de información para conocer la imagen de la empresa, de los clientes, competencia de los mismos y del mercado en general para observar el desarrollo y crecimiento de servicios o productos relacionados con tu competencia. De esta manera logras alcanzar una idea completa de la empresa, los clientes y el mercado con la finalidad de poder crecer con datos correctos.

Las ventajas de ejercer el Marketing Intelligence son varias, la primera de ellas, optimizar la información para responder a cualquier necesidad de la empresa, además, cada trabajador sabrá hacer su trabajo de manera más eficaz y se reduce el riesgo en la toma de decisiones.

 

Ya sabes, si no quieres tener problemas por la falta de información eficaz, comienza ya a tener en tu lista de prioridades el Marketing Intelligence y evita que el Bad Data te tome por sorpresa.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *